21.11.17

MADERA DE CUEVA

En el árbol, 
es el abismo el que fluye 
hacia el fulgor de los astros.
En el hombre,
hunden galaxias de luz
sus soledades ciegas.

20.11.17

LA ALEGRÍA DE LA HUERTA

Diríase transparencia
de presencias que son verdad
lo que a solas uno siente
sumido en la oscuridad.

12.11.17

ESTOY QUE TRINO

Me siento uno,
me pienso múltiple
y me sé nadie;
conmigo, entre nosotros,
estoy como Dios.

8.11.17

LA ESTIGIA DEBIDA

Brilla una luz al final del túnel
en la que nadie puede bañarse sin tomar
la corriente de vuelta a la noche de las vísceras.

Tanto nos dueles, vida,
que te bebo y hago gusto
en las certezas donde agonizas.

8.9.17

¡AH DE LA VIDA!, soneto de Francisco de Quevedo

Arrimo el ascua de mi voz en recuerdo de su exilio definitivo, tal día como hoy, del año de gracia de 1645

«¡Ah de la vida!»… ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni adónde
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto:
soy un fue, y un será, y un es cansado.

En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.